jueves, 25 de abril de 2013

Sueños...

Anoche volví a soñar contigo...
En los sueños en que apareces, siempre se repite el mismo patrón:
tú llegas después de un largo viaje y estás tan guapo que me maravillo viendo de nuevo tu rostro... nunca sé de donde vienes, sólo pienso en que te he echado mucho de menos y me alegra tanto verte que te abrazo como si no hubiese mañana.
En esos sueños siempre te digo lo mismo:
¡Cuánto has tardado!
¡Te he echado tanto de menos!
Te quiero.
Tú siempre me devuelves el abrazo con tanto amor que me siento en paz, me siento feliz y no quiero despegarme de ti por nada del mundo...
Qué triste que solo sean sueños... y que solo sea mi subconsciente que clama por recuperar a un ser querido que nunca volverá... Ya hace casi cinco años que te fuiste, hermano... Y creo que me pasaré la vida soñándote, anhelándote.
Qué duro se hace pensar que no estás. Qué duro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntame tu opinión! Me encantará saberla y será de gran ayuda.